martes, 30 de septiembre de 2014

Empezar con buen pie

Han pasado ya algunas semanas desde que los equipos han empezado sus entrenamientos. Los niños empiezan las clases y los días comienzan a ser más cortos. Lo mejor, es que llega el momento de empezar a competir. Empiezan las Ligas y jugadores y entrenadores quien más quien menos se marca unos objetivos y para lograrlos será importante empezar con buen pie.

Para ello, tan importante como la preparación física, la coordinación de movimientos entre los jugadores o las jugadas a balón parado será  tomar una serie de decisiones en cuanto a algunos aspectos que pueden tener incidencia en el funcionamiento del grupo  lo que resta de temporada.

Hablaré principalmente de tres aspectos como son acertar en la forma de elección del capitán y/o la elección del mismo, dotar al equipo de una serie de normas a seguir o realizar una reunión con los padres a principio de temporada. Todas ellas pueden ser medidas que faciliten algunas situaciones y beneficien tanto a la convivencia como a los resultados del equipo.

Como en otras ocasiones que he tocado el tema del futbol base debemos partir de que la forma de actuar puede ser distinta en función de la edad o en esta ocasión en los casos que planteo también dependerá de si ya conocemos o no al grupo de jugadores.

En cuanto a la elección del capitán puede hacerse de muchas maneras pero no es una decisión que se deba tomar a la ligera. El momento de la elección es una buena ocasión para explicarles la importancia de esta figura que conlleva más obligaciones que privilegios. En función de la edad puede ser el encargado de dirigir el calentamiento, en ocasiones un ejemplo, ejercer de líder en el campo o de nexo con el entrenador. Podemos ser nosotros los que lo decidamos o dejarlo a su elección mediante una votación corriendo el riesgo de que nos pueda salir cualquiera. Para tratar de evitar esto podemos decidir limitar los posibles candidatos. Si por algún motivo decidimos ser nosotros los que lo elegimos podemos tener en cuenta que puede ser una forma de transmitirle nuestra confianza a un jugador desde el primer día.

En cuanto a la posibilidad de redactar una serie de normas o “decálogo” me parece una acción interesante y que debería llevarse en casi todos los equipos y en los más jóvenes aunque no se redactasen sí deberíamos irles inculcando una serie de valores y explicando lo que se puede y no se puede hacer. Esta será una forma de tener un grupo con un mínimo de disciplina y que transmita una imagen de equipo y de seriedad. Aspectos como la puntualidad tanto en entrenamientos o partidos, el avisar si no se puede acudir por algún motivo o algún tipo de incidente ya sea con compañeros o rivales serían algunas de las que no deberían faltar en cualquier documento de este tipo. Eso sí no sirve sólo con redactarlas, sino que después habrá que preocuparse de que se cumplan y si no fuera así, nos encargaremos de imponer el “castigo” (suplencia, no convocatoria o algún tipo de multa) independientemente del jugador que lo incumpliera.

Y finalmente la posibilidad de realizar una reunión con los padres lo planteo como algo positivo y de la que se puede extraer mucha información. Probablemente sea algo común en muchos equipos, pero si lo comento entre otras cosas es porque en el club en el que entreno no existe esta costumbre. Quizá sea más fácil de comprender lo interesante de esta acción si comprendemos que uno de los mayores problemas del futbol base son los padres y si nos paramos a pensar el número de horas que pasaremos con ellos. Poner encima de la mesa desde el principio los objetivos y forma de actuar por parte del entrenador puede evitar de esta forma futuros malosentendidos. Además también puede servir para conocer mejor a los niños o datos de interés como puede ser la situación académica o posibles situaciones en el seno de la familia  ( por mi experiencia personal me parece que puede ser interesante el conocer si los padres de un niño están separados y así ya estar en preaviso ante posibles situaciones). Por supuesto también se les puede informar de esas normas a seguir para que sean conscientes ellos también de lo que supondría una impuntualidad o una ausencia injustificada.

Finalizo así esta pequeña reflexión acerca de estos aspectos que me parecen interesantes a tener en cuenta para empezar con buen pie y afrontar en las mejores condiciones el desarrollo de la temporada. Quiero aprovechar también para invitaros a compartir vuestras experiencias porque creo que podemos aprender y enriquecernos los unos de los otros bien en forma de comentario o también podéis hacerlo vía twitter.

viernes, 19 de septiembre de 2014

¿Rotaciones? Bendito problema

Innecesario debate en mi opinión el que ha nacido a raíz del partido disputado por el Barcelona ayer frente al APOEL. Partido en el Camp Nou que abría la fase de grupos de la Champions y aclaro esto para que tengamos presente de que partido se trataba.

Pienso que esta corriente nace desde fuera y malintencionadamente unido a esa extraña costumbre del “entorno” culé de buscar problemas donde no los hay y el run-run fue cogiendo algo de fuerza.

Fueron nueve los cambios respecto al último partido de Liga y cierto es que quizá fueron demasiados más si cabe para un equipo que aún está en formación y teniendo en cuenta como se acostumbran a llevar a cabo las rotaciones pero un once formado por Ter Stegen-Alves-Piqué-Bartra-Adriano-Samper-Sergi Roberto-Xavi-Munir-Messi-Neymar me parece de lo más válido y competitivo para enfrentarse a un APOEL.

El debate no creo deba ser Rotaciones SI/Rotaciones NO sino que más bien que las preguntas que debe hacerse Luis Enrique y su staff técnico es Rotaciones, ¿Cómo, cuándo, quién y dónde?

Con una plantilla que podríamos decir que posee dos hombres por puesto ( y más con el rendimiento están ofreciendo los jóvenes del filial) pienso las rotaciones deberían ser en cierto modo habituales exceptuando algunos hombres o posiciones concretas que evidentemente rotarían con menos frecuencia.

Y ayer probablemente era uno de esos días propicios para ver caras menos habituales. El rival y el tratarse del partido inaugural del grupo invitaban a algo así más si cabe si uno mira el calendario del equipo en próximas fechas en las que sin ir más lejos a corto plazo se enfrentará a dos salidas de forma consecutiva en el campeonato liguero a los campos del Levante y el Málaga en apenas una semana. Citas que serán importantes para mantener el liderato y la ventaja obtenida y seguir ganando en sensaciones y confianza. Esos días probablemente sean fijos en el once hombres como Mathieu,Busquets,Rakitic o Iniesta que ayer descansaron.

Las rotaciones se realizan principalmente con dos objetivos. Uno físico (en el que tendrán mucho que ver los consejos de los preparadores físicos) como es el tener a los jugadores descansados y otro más mental/motivacional como es tener a todos los jugadores enchufados y que todos o el mayor número de jugadores posible sientan que pueden ser titualres en cualquier momento. Las rotaciones fomentan pues la Competencia Interna.

Después del precedente de ingrato recuerdo de la semifinal de Champions de hace dos años frente al Bayern en que se vio a un equipo fundido físicamente o el final de la temporada pasada en que sucedió más de lo mismo, Luis Enrique tiene todo mi apoyo para llevar a cabo esta medida en la gestión de los minutos a disputar por los jugadores.

KEEP CALM AND TRUST LUIS ENRIQUE¡¡¡

viernes, 5 de septiembre de 2014

Volver a empezar

“Volver a empezar” fue el eslogan de una exitosa campaña publicitaria del Corte Inglés que dado su éxito durante un tiempo se asociaba a la vuelta a las clases, significaba el final del verano y el comienzo de un nuevo curso. Sobra decir que no era una frase que gustara mucho entre los más jóvenes.

video

Y estos días me doy cuenta que esto ha cambiado y esas palabras que antes tenían una connotación negativa ahora las veo desde otro punto de vista y me parecen de lo más positivas. Y apuesto que después de estas líneas serán muchos los que se van a sentir identificados y entenderán el porqué.

“Volver a empezar” significa el comienzo de una nueva temporada, algo que después de un par de semanas de desconexión el cuerpo pide. El cuerpo lo echa de menos. El entrenador o simplemente el futbolero necesitan del césped, necesitan balones, necesitan partidos, necesitan goles, necesitan del fútbol en su día a día.

“Volver a empezar” significa el presentarse ante los jugadores y pensar la primera sesión de la nueva temporada.

“Volver a empezar” significa tener desde el primer día en la mente una fecha de inicio de la competición oficial. Esa fecha marcará ya si el comienzo de verdad.

“Volver a empezar” significa volver a ver algunas caras (esto en algunos casos y este es el mío) y conocer otras nuevas.

“Volver a empezar” significa empezar a llevar un once en la cabeza e ir pensando dibujo, posibles variantes y las posiciones que puede ser necesario reforzar.

 “Volver a empezar” significa echar la mirada atrás, y pensar en aquellas cosas que quieres mejorar o cambiar respecto al año anterior.

“Volver a empezar” significa llevar en la cabeza siempre el último y el próximo entrenamiento.

“Volver a empezar” significa volver a hacer la mochila.

“Volver a empezar” significa plantearse como vas a realizar la elección del capitán.

“Volver a empezar” significa que vuelvan esas conversaciones entrenador-jugador.

“Volver a empezar” significa el tratar de marcar distancia con unos o ganarse la confianza de otros.

“Volver a empezar” significa….

“Volver a empezar” sobre todo y una de las más importantes, significa comenzar de cero una nueva temporada con NUEVOS OBJETIVOS, RETOS E ILUSIONES.

Que ganas de Volver a empezar¡¡¡¡