sábado, 3 de enero de 2015

Steve,You´ll never walk alone


“ Abran mis venas y sangraré el rojo del Liverpool” 

Y es que esto es Steven Gerrard, cual soldado, cada partido era para él una batalla en la que debía defender los colores de los reds, y probablemente este es el principal motivo por el que para los aficionados era un ídolo y poco a poco se convertirá en leyenda. “Steven Gerrard es el Liverpool” “Es el espíritu del Liverpool” “Representa a la gente de Liverpool” o “En un tiempo será una leyenda” son algunas de las respuestas que nos podemos encontrar si nos damos un paseo por los alrededores de Anfield preguntando por Gerrard. Y esto al final, es lo que lo hace grande, distinto, diferente, porque al final lo que importa más allá de un número de goles o títulos es como te recuerde la gente.

En la Academia del Liverpool desde los 9 años finalmente debuta el 29 de Noviembre de 1998. ¿Cuántos jugadores habrán pasado por el Liverpool desde aquel día? Muchos, pero ninguno como él. El gran capitán, Oh Steve my captain¡¡ Jugadores como Carragher con más de 700 partidos con el Liverpool o el efímero Michael Owen ganador del Balón de Oro jugando en las filas del Liverpool no se acercan a lo que representa Gerrard.

Pero más allá de una simple cuestión de entrega y fidelidad (tuvo la opción de poder salir del Liverpool en varias ocasiones) al equipo para el que juega hay detrás una historia desconocida para muchos que puede ayudar a entender su grado de compromiso tanto dentro del campo como fuera y es que en la Tragedia de Hilsborough sucedida en 1989 el fallecido más joven, Jon Paul de diez años, era su primo cuando él tenía tan solo 9 años. “Nunca se lo había dicho a nadie pero yo juego al fútbol para Jon Paul” ha llegado a afirmar el propio Gerrard en su autobiografía.

Gerrard podemos decir que ha jugado prácticamente en mayor o menor medida en todas las posiciones de la línea de medios y con distintos dibujos en función del entrenador o de lo que necesitara el equipo. Pudimos verlo tanto con carácter defensivo como en las inmediaciones del area rival. Centrocampista con gol merced a su buen golpeo también podía actuar más retrasado siendo su desplazamiento en largo muchas veces su mejor arma para desarmar a las defensas rivales.

Pero a decir verdad probablemente el partido en el que acabo de conquistarme a mí y a muchos  Gerrard fue en la famosa final disputa en Estambul el 25 de Mayo de 2005 en la que el Liverpool remontó un adverso 3-0 frente al Milan. Final en la que tras marcar el primer gol y provocar el penalti del tercero y tras pasar por varias posiciones acaba el partido jugando de lateral para tapar a Serginho que había entrado fresco. Sus acciones en defensa unido a las buenas paradas de Dudek permitieron que se obrara el milagro y pudiéramos ver como levantaba la Champions.


A continuación vídeo con los mejores momentos de Gerrard en esa final en la que fue nombrado como mejor jugador.

video

En unos años ( 1998-2014) en los que no ha podido disfrutar de ese Liverpool ganador y dominador a día de hoy cuenta en su palmarés con 10 titulos en los que destacan la citada Champions, la Uefa que le ganan al Alavés, 2 FA Cup y 2 Supercopas de Europa. Así pues salvo milagro se retirará con el único lunar de no haber podido ganar en ninguna ocasión la Premier.

Gerrard pasará a ser uno de esos jugadores Historia de este deporte y para los que junto con otros como pudieran ser Puyol o Maldini pienso que las instituciones que dirigen este deporte deberían plantearse crear algún tipo de reconocimiento.

Gracias Steve,Gracias Capitán.
You´ll never walk alone y recuerda que está siempre será tu casa.Always Red.

2 comentarios:

  1. Una lástima la Premier perdida la temporada pasada, hubiera sido un broche de oro para la leyenda de Gerrard.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gusta mucho tu blog. Yo acabo de estrenar uno sobre deportes, me gustaría que intercambiásemos enlaces. Yo ya te he añadido a mi Blogroll. Este es:

    http://tecnicaindividual.blogspot.com/

    Un saludo!!

    ResponderEliminar